El valor del soldado Giunta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El valor del soldado Giunta

Mensaje por Lobo el Dom 9 Ene - 12:46




En el valle más peligroso de una remota zona del este de Afganistán, un pequeño grupo de soldados estadounidenses cae en una emboscada cuidadosamente tendida por la insurgencia talibán. Un joven soldado, Salvatore Giunta, recibe un impacto de bala en el pecho, pero logra salvar milagrosamente la vida gracias a las gruesas placas metálicas de su chaleco protector. Tras unos segundos de aturdimiento y aunque están siendo atacados desde tres frentes, logra arrastrar a dos camaradas heridos hasta un lugar seguro.
Los momentos que se suceden a continuación no podrían ser mejorados por ningún guionista de Hollywood. Decidido a enfrentarse con los atacantes, Giunta coge varias granadas de mano y sube por una pequeña colina donde sus compañeros habían estado patrullando unos minutos antes. Lo que ve desde allí es un escenario escalofriante: dos guerrilleros acorralan a balazos a otro soldado de EE UU que trata de huir en medio de un intenso fuego cruzado. Con la adrenalina secándole la garganta, el sargento lanza sus granadas y vacía el cargador de su fusil, forzando al enemigo a retirarse. Todavía expuesto a los disparos de los talibanes, Giunta logra proteger a su compañero, mortalmente herido, hasta que otra unidad acude a rescatarlos.
«Quizás sobra que les diga que este ha sido el peor día de mi vida, pero cuando recuerdo aquellos momentos no puedo evitar que se me revuelva el estómago», declaró este valiente soldado, natural de un pequeño pueblo de Iowa, poco después de que la Casa Blanca le concediera el pasado noviembre la Medalla al Honor, la más alta condecoración recibida por un militar vivo por una acción bélica desde Vietnam. Giunta tenía 22 años cuando salvó a sus compañeros en octubre de 2007, un «acto de heroísmo más allá del deber», según los criterios establecidos por el Congreso en 1863.
Medalla «feminizada»
El sargento es el octavo militar que recibe esta medalla en las guerras de Irak y Afganistán, pero el resto de sus camaradas la lograron a título póstumo. El matiz, en un país necesitado de símbolos patrióticos que hagan más llevaderas las penurias de su Ejército en las zonas de combate, ha convertido al sargento en una celebridad. Políticos e instituciones del más diverso pelaje reclaman la presencia de este ejemplo viviente de entrega y valor para dar lustre a todo tipo de eventos.
Tantas comparecencias -la última en Nueva York, donde presidió la fiesta de Año Nuevo en Times Square junto al alcalde Michael Bloomberg- obligan al personaje a pronunciarse una y otra vez sobre los acontecimientos vividos en Afganistán. Sus reflexiones, a veces muy inspiradas, son un espejo donde muchos estadounidenses encuentran reflejada su posición respecto a las guerras abiertas.
«Aquello fue solo un momento. Creo que cualquier otro soldado de mi país en mi lugar hubiese hecho lo mismo» es una de sus apelaciones más recurridas, la misma que conmovió a Barack Obama en la ceremonia de entrega de la Medalla al Honor y la que le ha proporcionado una ola de reconocimientos allá por donde pasa.
Con todo, algunos sectores ultraconservadores no se sienten nada cómodos con el modo de proceder de Giunta en su peligroso enfrentamiento con las tropas talibanes. Bryan Fischer, un conocido portavoz de la derecha cristiana, sorprendió con unas declaraciones que tachaban de «feminizado» el premio, ya que honra al militar por salvar a sus compañeros «en lugar de matar al enemigo».
El informe oficial asegura que Giunta «se expuso al fuego enemigo» para conseguir rescatar a sus camaradas heridos en una emboscada. Pero a Bryan Fischer, de la Asociación Americana de la Familia, que a menudo consigue titulares con sus polémicos comentarios, no le ha parecido suficiente.
Frente a estos posicionamientos minoritarios, la sensación general es la de ensalzar la acción llevada a cabo por el soldado. William McGurn, columnista de 'The Wall Street Journal', destaca que esta medalla -y las medallas concedidas en las últimas guerras- reconocen no el daño infligido al enemigo, sino «un esfuerzo por salvar vidas». «Y lo que es más significativo, cada una subraya un valor que no puede ser ordenado desde arriba».
La gesta de Giunta, de todas formas, fue un acto de heroísmo sin final feliz. No solo porque dos de los soldados heridos en aquella emboscada terminaron muriendo, sino porque las fuerzas de EE UU cedieron finalmente a la presión de la insurgencia y abandonaron el valle de Korengal dejando tras de sí un reguero de muerte y destrucción.

Lobo
Petty Officer First Class
Petty Officer First Class

Mensajes : 1789

Volver arriba Ir abajo

Re: El valor del soldado Giunta

Mensaje por Dieguino el Dom 9 Ene - 22:30

Este tio es una máquina.

Dieguino
Petty Officer Third Class
Petty Officer Third Class

Mensajes : 689

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.